Qué es el Patchwork y en qué se diferencia del Quilt?

Qué es el Patchwork y en qué se diferencia del Quilt?

El Patchwork es una antiquísima técnica de artesanía textil.

Consiste en unir varios fragmentos de telas con iguales o  diferentes texturas formando diseños que generalmente muy coloridos.

Se pueden confeccionar vistosas piezas con variados usos caseros, sobre todo colchas tapices y manteles, que se realizan a partir de retales y trozos de ropa en desuso. 

Si vamos a buscar su origen último su historia se remonta a lugares muy lejanos entre sí en la geografía y en el tiempo.

Parece haber evidencias de una técnica muy similar a la que conocemos actualmente como Patchwork que era utilizada en el antiguo Egipto.

En Europa tenemos constancia de que ya se elaboraban trabajos con retales de tela en el siglo XI. 

En Las zonas más frías de Europa el patchwork se fue popularizando y se fueron desarrollando distintos patrones y modelos. 

A Estados Unidos la tradición del patchwork la llevaron principalmente los inmigrantes irlandeses.

¿Qué es el patchwork?

El patchwork es un tejido hecho por la unión de múltiples piezas de telas de diferentes tamaños y formas cosidas entre sí por los bordes con el objetivo de componer diseños muy elaborados, tanto geométricos como artísticos.

Sea como sea vemos que esta técnica muy utilizada y está enormemente extendida por el mundo y que además durante varias generaciones.

Su difusión se debe a que se consiguen obras realmente hermosas con retales.

Siempre es más barato conseguir retales que piezas de tela enteras, incluso puede aplicarse sobre telas que se reutilizan y a las que se le da una nueva vida.

En este uso de re-utilización de materiales, que de otra forma se tirarían, amalgama muy bien con los principios de sostenibilidad y el reciclado tan en boga entre las personas con una mínima sensibilidad sobre el cuidado del planeta.

Se ve su origen popular y humilde en el hecho de que cualquiera con unos conocimientos básicos de costura y mucha creatividad puede conseguir bellos resultados para piezas que siempre tienen una presencia en las casas. 

Una vez aprendida la técnica lo mismo puede ser utilizada para formar un edredón, una colcha, un cojín, un bolso, un mantel o una alfombra, incluso un tapiz o cualquier prenda de ropa.

Esta idea de su origen popular se refuerza con el hecho de que el boom del patchwork, viene de la mano de las mujeres americanas a raíz de la Gran Depresión, cuando se puso de moda remendar las prendas a base de parches  y así reciclar ya que la economía no permitía comprar nuevas prendas de ropa.

Hoy en día es una de las técnicas que se han integrado bajo el paraguas de la corriente de lo handmade, hecho a mano.

El patchwork permite la personalización de las telas y tejidos haciéndolas piezas únicas.

Edredón  realizado en  patchwork

¿Cómo se trabaja una pieza de patchwork?

Alternativamente, se puede usar una sola forma y repetirla en un patrón general hasta que la pieza, sea cual sea, tenga el tamaño deseado.

Las piezas en patchwork consisten en muchos retales de tela de diferentes patrones, colores y texturas, combinadas en un estilo variado, pero con un tema subyacente.

Cada pieza se mide con precisión y se corta con una plantilla acrílica y un cortador rotatorio lo que facilita su unión, o bien con una tijera de modista. 

Hay varias formas, para crear patchwork, las técnicas más comunes son:

Bloques de mosaico

Los bloques de mosaico son cuadrados que consisten en patrones y formas repetidos, pero de diferentes colores. 

Los bloques pueden ser de cualquier tamaño.

Una vez establecida la cuadrícula esta no va a cambiar aunque sí pueden variar los parches de la cuadrícula que se pueden dividir.

Una vez decidido el tamaño de cuadrícula, se crean patrones y diseños dentro de la misma.

Cuando se construyen los bloques, se unen para formar una disposición más grande.

Diseños libres

Este tipo de diseños de patchwork en general consisten en piezas con formas geométricas que se repiten, que se cosen con un diseño más grande o un patrón final. 

A menudo presentan una variedad de piezas de diferentes colores, estas formas se pueden colocar al azar o siguiendo un orden previamente establecido para crear progresiones de color espectaculares o efectos visuales.

Pudiendo llegar a crear verdaderas obras de arte.

Piezas en tiras.

La técnica de empalme de tiras consiste en coser varias tiras de tela juntas a lo largo de la pieza que se está haciendo para formar con el conjunto de tiras el diseño deseado.

Los conjuntos de tiras típicos consisten en tres tiras de tela largas del mismo patrón, pero de diferentes colores.

El conjunto de tiras largas se corta en segmentos individuales para garantizar que cada parche sea completamente idéntico.

Trabajar con la técnica de empalme de tiras significa que no se necesita trabajar con piezas más pequeñas y más complicadas y, en cambio, puede producir patrones repetidos.

Con un poco de creatividad se pueden conseguir hermosos diseños y reflejar la personalidad de las manos que lo han elaborado, cosido y acabado.

Pactword -  técnica empalme de tiras.

En ocasiones el Patchwork es una técnica que se practica sólo y en ocasiones va acompañado de otra técnica que el el quilting o acolchado.

En qué consiste la técnica del Quilt?

Patchwork y Quilt son dos palabras que a menudo se utilizan con el mismo significado, sin embargo existe una gran diferencia entre ambos conceptos que vamos a tratar de explicar.

Aunque estas dos técnicas se usan coordinadamente en un proyecto, en realidad son dos procesos diferentes.

El quilting o acolchado es la técnica que se utiliza para introducir guata de algodón o sintética, por ejemplo, a un edredón.

Así pues, cualquier colcha, tapiz, cojín, etc. realizado uniendo retales y acolchado es un quilt.

Para elementos como manteles puede usarse una técnica de patchwork sin presencia del quilt puesto que no se requiere que sea acolchado.

Patchwork con Quill

Un quilt está formado por tres capas:

  • El “top” o parte superior que es la pieza más elaborada ya que se ha realizado uniendo los pedazos de tela, el patchwork propiamente dicho.
  • El relleno que le confiere su suavidad y calidez.
  • El forro que remata el quilt por la parte posterior dándole un aspecto acabado.

A la preparación del conjunto de las tres capas se le llama “sandwich”.

La palabra inglesa “quilting” se refiere a las puntadas, ya sean decorativas o simplemente utilitarias, que se han realizado en un quilt para unir y evitar que se separen las tres capas que lo forman.

Patchwork es un término más amplio, porque designa una labor realizada por la unión de retales de tela sea esta o no acolchada.

Generalmente todos Los Quilts son Patchworks pero no todos los Patchworks son Quilts.

Espero que te haya gustado.

Todos los comentarios

Leave a Reply